920 202 555 y 680 860 054 trabajamos@poravila.es
Seleccionar página
Ávila, 28 de noviembre de 2019. El portavoz de Por Ávila en las Cortes, Pedro Pascual, ha reiterado en el parlamento autonómico la “necesidad” de que se hagan más políticas encaminadas a la prevención de incendios forestales y no tantas de extinción, como hasta ahora sucede.


“Se hacen demasiadas políticas de extinción y muy pocas de prevención”. Esas han sido las palabras de Pedro Pascual durante la comparecencia del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones, quien ha intervenido para explicar la campaña de lucha contra incendios forestales 2019.

 

Pascual, que ha agradecido la labor prestada por los efectivos de extinción de incendios, ha reiterado la “necesidad” de una política forestal que fije población durante todo el año. “Nuestros montes se tienen que cuidar durante el invierno” ha explicado el procurador de Por Ávila. En este sentido, Pascual ha destacado la importancia de mantener limpio el monte.

 

En esta misma línea el procurador ha explicado que “un incendio hay que tratarlo cuanto antes, desde un punto de vista biológico, no especulativo, como hasta ahora se está haciendo”, ya que con ello se evitaría “la rápida propagación de las llamas y se evitarían plagas”.

 

Pedro Pascual ha recordado que Ávila ha sufrido este verano la dureza de las llamas, con más de 2.700 hectáreas de bosque quemado. “Las llamas han sido las protagonistas este verano” ha lamentado el procurador, a lo que el consejero ha respondido que “ha sido un año malo para Ávila, que ha sido el foco de la sequía en Castilla y León”.

 

Pedro Pascual también ha reivindicado que la época de peligro alto de incendios pueda activarse cuando las condiciones climáticas lo determinen y no como hasta ahora, desde el 1 de julio hasta el 30 de septiembre.

 

El procurador también ha pedido mayores políticas de concienciación y educación ambiental “para que los vecinos sepan cómo actuar cuando se declare un fuego”, algo con lo que el consejero se ha mostrado de acuerdo, explicando que aumentar la participación de los ciudadanos en estas labores les permitiría “vivir del monte”.