920 202 555 y 680 860 054 trabajamos@poravila.es

Ávila, 22 de junio de 2022. El procurador de Por Ávila en las Cortes de Castilla y León, Pedro Pascual, ha aseverado en sede parlamentaria que la declaración de peligro alto de incendios debería poder activarse cuando las condiciones climatológicas lo determinasen, algo que evitaría fuegos como el de la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora. Además, ha recordado que sigue sin ponerse en marcha la comisión de investigación sobre el incendio de la Sierra de la Paramera y que la misma se amplíe al de la zamorana Sierra de la Culebra.

Así, durante el debate de una moción socialista en materia de incendios forestales, Pascual ha criticado la política seguida por la Junta de Castilla y León en este sentido, y ha asegurado que “algo falla” en la Comunidad cuando la declaración de riesgo alto de incendios no se hace teniendo en cuenta las condiciones climatológicas lo determinan.

Ha incidido Pascual en la importancia de que el operativo antiincendios esté activo durante todo el año, de mantener el monte limpio y de que “los fuegos se apagan en invierno”, algo que permitiría, además, generar puestos de trabajo durante todo el año, con el aliciente de fijar población en las zonas rurales de la Comunidad.

Pascual ha propuesto que se trabaje para desarrollar una Ley Marco de Bomberos de Castilla y León que regule, entre otras cosas, las condiciones de los parques de bomberos y las condiciones de los profesionales, garantizando la estabilidad en el empleo.

El representante de Por Ávila en el legislativo regional ha lamentado que Castilla y León es, cada verano, una de las Comunidades más afectadas por los incendios forestales, pero, ha reprochado, “parece que no es necesario analizar e investigar qué es lo que ocurre”.

 Ha recordado, así, que la comisión impulsada por Por Ávila para investigar lo sucedido en el incendio de la Sierra de la Paramera, en agosto del año pasado, sigue sin ponerse en marcha cuando se trata, simplemente, de “saber qué ocurrió y como se actuó”, tanto en el incendio de Ávila como el de la Sierra de la Culebra, por lo que ha apoyado la constitución de una comisión de investigación que analice, de forma conjunta, las causas y los posibles fallos en el operativo de extinción del incendio de ambos incendios y ha pedido, además, agilidad en la tramitación de la misma “para que catástrofes como estas no se vuelvan a repetir”.